Nube y Agua

Nube y Agua
El desapego de las nubes...la humildad del agua

jueves, 25 de julio de 2019

Temprano

  06:30. Oigo moverse y lloriquear a la perra. Pueden ser signos de alerta de que quiere hacer un "impacto medioambiental. Antes de que me "rompa el servicio" me levanto, (con muchos circuitos aún apagados) y la saco a que se "exprese posteriormente". ¡Tarda! La paseo algo más con dificultad, dado que apenás ve y en eso....¡ El regalo!


Sacar la perra
y entonces...¡el sol sale!
¡Gracias Tuka!


Andar temprano
Una racaha de viento y...
!adiós sombrero!

miércoles, 19 de junio de 2019

Otra vez hoy


   La pobre Tuka, cada vez más ciega y bastante sorda, cuando percibe cierta claridad, comienza a llamar, más bien diría a llamarme, con un quejido agudo muy efectivo para sacarme de la cama,  cuando mejor estoy durmiendo.
   Le abro y cumple con sus funciones metabólicas, con más o menos diligencia. Un mirlo en la antena de televisión u otro sitio elevado, adecuado para los mirlos, lanza un recital mientras tanto, que unido a los colores del cielo y las nubes al amanecer obra el milagro de que se vayan encendiendo los circuitos cerebrales de la apreciación de la belleza, de disfrutar del momento presente, de sentirse agradecido por poder disfrutar de la vida, que sin duda en unos años echaré de menos... y me siento feliz, a pesar del madrugón. Tuka tiene mucho que ver en esto...


Madrugar.
Otra vez hoy el mirlo
en la antena

sábado, 1 de junio de 2019

sábado, 20 de abril de 2019

lunes, 15 de abril de 2019

In memoriam





Un mar es lo que necesito

Un mar, un mar es lo que necesito.
Un mar y no otra cosa, no otra cosa.
Lo demás es pequeño, insuficiente, pobre.
Un mar, un mar es lo que necesito.
No una montaña, un río, un cielo.
No. Nada, nada,
únicamente un mar.
Tampoco quiero flores, manos,
ni un corazón que me consuele.
No quiero un corazón
a cambio de otro corazón.
No quiero que me hablen de amor
a cambio del amor.
Yo sólo quiero un mar:
yo sólo necesito un mar.
Un agua de distancia,
un agua que no escape,
un agua misericordiosa
en que lavar mi corazón
y dejarlo a su orilla
para que sea empujado por sus olas,
lamido por su lengua de sal
que cicatriza heridas.
Un mar, un mar del que ser cómplice.
Un mar al que contarle todo.
Un mar, creedme, necesito un mar,
un mar donde llorar a mares
y que nadie lo note.

Paca Aguirre

sábado, 6 de abril de 2019

Todo pasa...


   Nos empeñamos en mirar hacia otro lado. Tenemos la sensación, queremos tenerla, de que el tiempo no pasa, que las agujas del reloj están quietas, pero basta echarles un ojo un rato más tarde para ver que se mueven. Los cambios que al cabo del año se van sucediendo con las estaciones en la naturaleza también nos sacan de nuestro error a nada que miremos. Todo está en permanente cambio. La entropia del universo crece a cada instante y la nuestra también... Oponerse es inútil. La vida y la muerte se suceden una a otra... 



Restos de polen
en la abeja muerta. 
Anochece

Chubascos de primavera





lunes, 1 de abril de 2019

¡Llueve!


   En estas tierras, la lluvia ha empezado a ser un fenómeno raro. De hecho en lo que va de año mi pluviómetro no había recibido una gota de agua. En el campo la aridez es patente y la floración de plantas silvestres ha pasado desapercibida.
   Antiguamente y no tan antiguamente, en estos casos se sacaba a las vírgenes locales, (me refieros a las representaciones de la madre de dios), en solmene procesión para rogar por la necesaria lluvia para el campo. Se cuenta que ante las presiones de los regantes para sacar a la Virgen en procesión a ver si por fin llovía, un obispo local, se asomó a la ventana y al ver el magnífico sol que lucía les dijo:
- Uds hagan lo que quieran, pero el cielo no está pa llover...
El comodín de la Virgen, como última ratio, era demasiado valioso, como para que pusiera en peligro la fe del pueblo, que tan cara es a la Iglesia...




Ya llueve menos
Dos mirlos de cháchara
en el tejado


Aún en las plantas
la lluvia de anoche.
Silencio



martes, 26 de marzo de 2019

viernes, 22 de marzo de 2019

Macro


  Entre que el día 24 es mi cumpleaños y el pasado martes era S.José, Día del Padre... etc. mis hijas, ( a las cuales guarde dios muchos años), han echado la casa por la ventana y me han regalado un objetivo macro. 
   La verdad que la mayor cantidad de las fotos que hago últimamente es mediante el móvil, que incluso vale para recibir y emitir llamadas de teléfono, (¡qué cosas!). Jugando con el zoom del teléfono y pasándolas luego por la "cocina", me daba por satisfecho, pero al probar el nuevo objetivo ,(! estaba que me fotografiaba encima...!) ¡Otro mundo! 
  Los perales y manzanos han tomado el relevo en esto de la floración y ¡a por ellos que he ido!






El cumpleaños...
Las flores del peral
también con bichos





Probar el " macro"
En la flor amarilla
¡dos bichos negros!