Nube y Agua

Nube y Agua
El desapego de las nubes...la humildad del agua

sábado, 16 de marzo de 2013

Cazando al cometa


   Siempre me han llamado la atención los cometas. No sé por qué.
   Cuando veía en viejos libros de astronomía las láminas que mostraban las imágenes de los grandes cometas que habían aparecido en el siglo XIX o las del cometa Halley en su aparición en 1910 ardía en deseos de poder encontrarme en las condiciones de poderlos ver.
  ¡El cometa Halley!  Posiblemente el más mítico de los cometas. Como casi todos lleva el nombre de su descubridor. Edmund Halley . Edemund Halley fue contemporáneo y amigo de Newton. Cuando en 1682 apareció un gran cometa, decidió calcular su órbita en base a la teoría de la gravitación recién descubierta por Newton, en función del movimiento aparente del cometa sobre el fondo de estrellas y ¡oh sorpresa! ese cometa era el mismo que había sido visto en 1531 y en 1607. Pronostico que volvería a  acercarse al sol en 1758, cosa que así sucedió, aunque no pudo verlo, pues murió en 1742. Lógicamente desde entonces este cometa con un período de 76 años lleva su nombre, con toda la razón del mundo.
   En 1910, el cometa Halley levantó un gran alboroto. Según los cálculos la Tierra atravesaría su cola. El problema es que en la cola había gases venenosos. El fin de la humanidad estaba servido y los medios vendieron la noticia, como no podía ser de otra manera. Hubo gente que antes de pasar por esa agonía decidió suicidarse.
   Llegó por fin la fecha clave y la Tierra atravesó la cola letal... y nadie se enteró. Si bien era cierto que la composición de la cola no era muy sana, la concentración de los gases era testimonial, por lo que en la atmósfera de la tierra no se produjo ninguna contaminación.
   En 1986 conseguí uno de mis sueños de niñez: ver el cometa Halley. Recuerdo que siguiendo las cartas de localización lo pude ver cuando aún estaba muy lejos, aproximándose al sol, con un telescopio.
   Cuando aún están lejos, los cometas, pasan bastante desapercibidos. Suelen tener una magnitud superior a 6 ( por encima de 6 no se puede ver una estrella a simple vista) y además son "asexuados". No tienen cola. Ésta le sale cuando están cerca, (cerca a nivel astronómico), del sol. Su calor vaporiza sus componentes y aparece la cola, que siempre se orienta en dirección contraria al sol, por efecto del viento solar. Siendo un poquito mal pensado, se pueden encontrar enlaces erótico astronómicos con lo que acabo de decir. Se puede llegar a decir que regodearse en la observación de un cometa... es pecado, (aunque yo creo que no).
   Aparecía como una estrella desenfocada que iba cambiando de posición noche tras noche, buscando el sol. En los momentos más cercanos al sol, cuando lucía ya su cola, no lo pude ver, no recuerdo por qué, creo que estaba de viaje y su momento estelar, con todos sus atributos. (¡nunca mejor dicho!), posiblemente tuviese lugar para los habitantes del hemisferio sur.
   Normalmente los cometas no llaman mucho la atención. Vivimos en unas ciudades exageradamente iluminadas y cuando miras al cielo, si se ve algo de él entre los edificios, está velado por la iluminación urbana. A malas penas se mal ve alguna de las más brillantes estrellas. Además tenemos muchas cosas para entretenernos mejores que mirar al cielo.
   Pero antiguamente no era así. Las ciudades se iluminaban con lámparas de aceite y velas que no desprenden mucha luz. La oscuridad reinaba por la noche y el cielo, encima de las grandes ciudades incluso, se veía con toda su majestuosidad. Hoy hay que irse muy lejos de los núcleos urbanos y muy mar adentro para poder disfrutar de este espectáculo.
   Había astrónomos que se dedicaban a cazar cometas. El más famosos fue  Messier. Como a través de un pequeño telescopio es muy fácil confundir una nebulosa, galaxia o un cúmulo estelar con un cometa, decidio hacer un catálogo de estos objetos (110) que lleva su nombre.
   Pero antiguamente la gente miraba al cielo mucho. La vida era muy difícil , las cosas pasaban sin saber por qué y se intentaba buscar explicaciones y "signos" sobre los terribles acontecimientos que pasaban por todo lados. El cielo era un buen lugar para que hubiese gente espabilada que se ganase la vida intentando explicar lo que iba a pasar.
  Si de repente aparecía un gran cometa sobre un cielo habitualmente tranquilo y predecible, qué duda cabe que era un aviso de grandes y generalmente, terribles acontecimientos. Los reyes inmediatamente consultaban a sus astrólogos, que venían a ser como estos pájaros que hoy hacen predicciones económicas, en busca de interpretación. Los astrólogos pronosticaban guerras, magnicidios, epidemias y cosas por el estilo, (en aquella época ya existía el morbo) y no solían equivocarse mucho, ya que que la Edad Media está llena de guerras, magnicidios y pestes. Apostaban a caballo ganador
   El problema era que a veces los soberanos, como consecuencia de su proverbial capricho, querían sabe con bastante exactitud "cuándo" iban a suceder  estos terrible hechos. Ahí ya el astrólogo no estaba tan fino y tenía que mojarse, sin mucha base. Ya se puede uno imaginar que si al bastardo de turno el astrólogo le dijera que iba a gobernar el mes que viene a consecuencia de la muerte del rey, como indicaba el cometa y pasasen tres o cuatro meses y el rey estaba vivo y coleando, el bastardo montase en cólera y se cepillase, ( en el sentido de acelerar su transito hacia el otro mundo), al astrólogo.
   Muchos astrólogos debieron morir prematuramente por no estar finos en sus predicciones y/o en el tiempo en que se tenían que cumplir. El caso es que para preservar esta necesaria especie, los astrólogos, que tontos no eran, se pusieron de acuerdo en definir unos lapsos de tiempo en los que su predicción, basada en el cometa tenía validez. Este lapso era tan largo en años, como la cola del cometa en grados. Así por ejemplo si un cometa tenía una cola de 40º de longitud, su predicción era válida de los cuarenta años anteriores, hasta los cuarenta posteriores a la aparición del cometa.
   Esta norma, qué duda cabe, terminó con la mala costumbre de cepillarse al astrólogo que estuviera fino, ya que en 80 años podía pasar de todo. Y si no pasaba se debía a las misas y rezos que se encargaban, (¡que la Iglesia también tenía que vivir!)
   Que esto fue bueno para la especie de los astrólogos lo demuestra la cantidad de horóscopos que hay actualmente en los periódicos. Lo de que los rezos para aplacar la cólera divina no era mal negocio... es patente.

   Pero me he liado. Todo esto viene a que estos días hay un cometa que nos ronda un cometa. Fue descubierto en Junio de 2011 por astrónomos de la Universidad de Hawai con el telescopio Pan-STARRS
   El 10 de Marzo, pasó por el perihelio, es decir por el punto de su órbita más cercano al sol y empezó a alejarse, con su cola y todo. Es un cometa que se puede ver a simple vista, otra cosa es que sea fácil localizarlo con la contaminación lumínica que disfrutamos. Hay que mirar hacia el Oeste, después de ponerse el sol, si se puede provistos de prismáticos.
   Esta carta que he sacado de café matemático puede ayudarles a localizarlo.



    La tarde de viernes intenté cazarlo. El día había sido magnífico. Un cielo despejado, ausencia de brumas... vamos que ni pedido de encargo. Pero al llegar la hora, por poniente empezaron a meterse nubes y no facilitaban precisamente su visión. Como más vale pájaro en mano que cometa invisible, por si sí o por si no, decidí inmortalizar a la luna nueva, que más alta pasaba de nubes y celajes.
 

   Por fin en un momento las nubes se abrieron lo suficiente para que se dejase ver el cometa un poquillo, antes de que las luces de vapor de mercurio  de la ciudad empezasen a actuar y lo escondieran definitivamente.
   Como pueden ver la foto no es espectacular ( ni el cometa tampoco). Tiene cola, sí, pero vamos, tampoco  es para tirar cohetes.
   Si quieren verlo más sexy, les aconsejo que lo vean en una foto tomada con telescopio, en la que sus atributos si que aparecen en todo su esplendor



6 comentarios:

  1. Muy interesante Unsui. A la caza del cometa....

    ResponderEliminar
  2. Gracias Momiji
    Ya se esta yendo de nuevo y cada día es menos "provocativo"... Pero este año vienen más y posiblemente más espectaculares
    Un abrazo
    j

    ResponderEliminar
  3. Unsui,
    con mucha paciencia,
    a la caza del cometa...

    ResponderEliminar
  4. Pero con mucha, mucha...
    Un abrazo
    j

    ResponderEliminar