Nube y Agua

Nube y Agua
El desapego de las nubes...la humildad del agua

viernes, 4 de diciembre de 2015

Los vendedores de crecepelo


  ¡ Otra vez! ¡Otra campaña electoral!
   Pocas cosas me asombran ya a mis años, (que no son tantos, pero sí más de los que quisiera...). Una de ellas es el interés que despiertan las campañas electorales. Lo intento, de verdad, pero no puedo comprenderlo. 
   Los partidos que han gobernado se lanzan de nuevo a prometer los mismo que nos prometieron hace cuatro años y que luego incumplieron, con el silencio y el apoyo de sus votantes. 
   Son aclamados los candidatos en mítines a rebosar. El respetable pugna por hacerse selfis con ellos y hasta lloran de emoción si lo consiguen. Aplauden a rabiar a frases vacías a promesas que no van a cumplir en cuanto lleguen al poder.
   Elaboran programas electorales con la misma filosofía que se elabora una campña de marketing para un producto. ¿Ud. que quiere, esto? pues yo se lo ofrezco, que digo ofrezco,¡ se lo prometo! ¿Qué más quiere, aquello? ¡Pues también se lo prometo!.¿ Que "esto y "aquello" son icompatibles? ¡Que más da! Lo importante es que  se crea que se lo voy a proporcionar? Lo importante es que me vote. Luego cuando haga lo contrario a lo que prometí, le explicaré que he sido forzado por la herencia recibida o por "los intereses de España", que también queda bien. Le explicaré lo mal que me siento por no haber cumplido lo que dije, pero que de no haber actuado así le hubiera ido mucho peor y Ud lo entenderá, hasta le haré olvidar lo que prometí , con la información que le suministrarán los medios a mi servicio. Dentro de cuatro años Ud. me volverá a creer, hasta me aplaudirá. Nadie se preguntará por qué lo que ahora se vuelve a prometer no se hizo antes... "Esta vez si lo hará" pensará ilusionado y yo le volveré a mentir. Ahora, eso sí en el mitín se sentira miembro de un grupo grande y fuerte y eso le hará sentir lo que sienten los miembros de los "Ultra Sur" o el "Frente Atlético"

   Aunque sé que no lo van a hacer, ¡Vayansé a tomar viento!

9 comentarios:

  1. Esta es parte de la materia absolutamente imperfecta de la democracia: las campañas electorales. Tediosa democracia. Hastiante democracia. Imperfección de la realidad social y política incapaz de saciar el ansia de belleza, honestidad y consecuencia de los seres humanos que aspirarían a una conformación más hermosa de la democracia.

    Esto es democracia, aquí, en Argentina, en USA o en Noruega. Poco más que esto. Cuando van bien las cosas, todo el mundo parece aplacado. Pero cuando van mal salen las serpientes de dentro de las uñas de los dedos para desgarrar a los profesionales de la política. Así odiamos el bipartidismo, el PPSOE. Ahora hay dos más en juego pero uno es un mamporrero de la derecha y el otro está a sueldo de Nicolás Maduro. La democracia es frustrante. Huele a col fermentada. Y nuestros corazones anhelarían más belleza que satisficiera nuestra alma torturada y abrumada.

    Tu análisis es correcto. Todos sentimos lo mismo. Pero ¿hay otra posibilidad con los mimbres de este país?

    La democracia es así. Como alternativa solo están las democracias populares y las democracias orgánicas como la que vivimos cuarenta años.

    En todo caso, nos sentimos mejores que ellos.

    ¡Qué buen vassallo si hobiese buen Señor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que la mayor dificultad somos nosotros. Tal como seamos será la sociedad que montemos y viceversa. ¿cuales son los valores por los que nos movemos? El egoísmo es el mas importante, relativamente regulado por las leyes. La incultura rampante, orgullosa de si misma,( a todos los niveles sociales). La enorme pereza por pensar, por hacerse preguntas. La decisión tajante y voluntaria de no querer conocer la verdad, ni de buscarla. Regodearse con esa visión digerible que nos inculcan los " mass mierda" que actúan como agentes sofisticados para lavarnos el cerebro. El miedo a perder nuestra parcela menguante de "disneylandia".
      Para que haya democracia tiene que haber dos cosas antes que nada. Educación y mucha menos desigualdad. Mientras esto no sea así la democracia sera una mentira.
      Y otra cosa, mientras pensemos que nuestra participación en el sistema es depositar un papelito en una caja para que nos mande un señor o señora que ha sido previamente seleccionado por "ellos" mal vamos. Todo acto nuestro puede ser una forma de votar y una no despreciable es nuestra faceta de consumidores. Recordemos que los mercados votan todos los días...
      Un abrazo
      j

      Eliminar
    2. "Profesionales de la política"? Me parecen más bien aficionados, sólo disfraces y gestos.

      Eliminar
    3. Los profesionales son los que están detrás. Nunca se presentan y siempre ganan

      Eliminar
  2. No, ni siquiera han dado explicaciones de por qué hicieron lo contrario de lo prometido, no les hace falta. Ni tampoco pidieron perdón, como el británico. Lo mismo que no aclararon sus presuntos fraudes e ilegalidades antes de volver a pedir el voto, pues si la mierda se revuelve huele. Ya si acaso luego...en un domingo de agosto publicarán sus sentencias.
    En esta ocasión la campaña se ha visto "adornada" además, por una patética participación forzada de los candidatos en programas televisivos en los que hacen de saltimbanquis con la estúpida creencia de que así se acercan al pueblo.
    Como siempre, acertada reflexión JJ, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que es patético. Pero a mi lo que más me entristece es cómo "entra al trapo" el personal a pesar de sus mentiras, frases vacías y promesas falsas y grandilocuentes.
      Un abrazo desde la impotencia

      Eliminar
    2. Sufrimos una especie de Alzeimer político colectivo. Otro abrazo desde la indolencia :-)

      Eliminar