Nube y Agua

Nube y Agua
El desapego de las nubes...la humildad del agua

miércoles, 1 de diciembre de 2021

NOVIEMBRE. El mes de las hojas secas

   Debe ser la edad, pero cada vez me gusta más el otoño. Esa luz triste,  las hojas que caen de los árboles en vuelos caprichosos, el viento frío, los chaparrones y lloviznas... Las luces y sombras que produce el sol de otoño, tan bajito, incluso a medio  día. Los diferentes tonos de marrón, amarillo naranja, rojo. Dentro de poco los árboles habrán perdido todas sus hojas, (siempre hay alguna que insiste tercamente en aguantar en las ramas en pleno invierno), y crearán un paisaje de negros blancos y grises, pareciendo estar muertos. Pero no
         Las hojas caídas forman auténticas alfombras dando a las ciudades un aspecto que se  considera sucio. Ya no son necesarias. Sobran. Nadie se acuerda de que en un momento   fueron verdes y  dieron vida a sus árboles y sombra a los viandantes, pero a para mi,   merecen todo el respeto


Otra hoja
que acaba en la fuente...
Viento de otoño





En los árboles
el color del otoño
¡Estoy mojado!



Hora de siesta
Por la calle vacía
tan solo hojas



Llovizna
El camino invadido 
por hojas secas


Anochece...
La quietud de las hojas 
de los robles





Llueve a ratos.
Hoy el banco es para 
las hojas secas





 

4 comentarios:

  1. El otoño es fascinante. No sé si será la edad, porque entonces, nací viejita.

    Un abrazo y gracias por este hermoso homenaje.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, supongo que hay diferentes aproximaciones... En mi caso lo odiaba de joven. Me parecía triste. Con los años la tristeza se convirtió en aware
    Gracias a ti por el comentario!
    🙏

    ResponderEliminar